Stop arrugas - ¿Cómo luchar contra las arrugas?

PRIMERAS ARRUGAS VISIBLES:

Las primeras arrugas que te encuentras en la frente o patitas de gallo son las que nos provocan el primer soponcio y la bofetada que nos hace ver que no somos inmunes al paso del tiempo.

Utilizar serum para rellenar las primeras arruguillas y retrasar la aparición de las demás es lo primero que debemos hacer, así como vigilar el tipo de crema que vamos a usar a partir de ahora, puesto que la piel necesita más aporte que sólo hidratación.

Nosotras recomendamos el SERUM DE OPUNTIA de Omamori. Rico en ácidos grasos esenciales que lo convierten en un potente antiarrugas y un formidable tensor, ideal para cara y cuello.


Y... ¿ AHORA QUÉ HAGO?

Uno de los tratamientos estrella de nuestro centro para prevenir las arrugas, rellenar las que tenemos, tersar la piel y definir el óvalo facial es la RADIOFRECUENCIA FACIAL, de la que ya hablamos en otra entrada del blog hace unos meses. Es un proceso acumulativo que estimula el colágeno de nuestra piel y da unos excelentes resultados a medio plazo.
Las cremas personalizadas con aromaterapia, la cremas con colágeno o ácido hialurónico y sobre todo las de silicio, son indispensables para luchar  


AUN NO ES TARDE...

Está claro que cuanto antes comencemos a cuidarnos la piel, más tarde aparecerán los efectos del paso de los años. La pérdida natural del colágeno y la elastina hace que se nos vea la piel más apagada, con más arruguillas y más descolgada. 

Aún estamos a tiempo de recuperar la elasticidad con cosmética y tratamientos de cabina sin tener que recurrir aún a la medicina estética. Actualmente los tratamientos cosméticos están a la altura de las circunstancias y cada vez son más efectivos los productos y los activos que llevan para que los resultados sean más inmediatos. 

En nuestro centro ofrecemos tratamientos para corregir arrugas más marcadas como el Tratamiento AMANECER (100% cosmética natural de laboratorios Karicia y aromaterapia) o el Tratamiento SILICIUM (con cosmética Thalgo). 

Dos tratamientos de cabina que ofrecen resultados espectaculares ya en la primera sesión. ¿Qué os parecen?